Back to top

Cova de la Cocina. Dos Aguas. 1977

01-07-197720-07-1977Ismael Miralles Segura
Emilia Hernández Hervás
Excavaciones en la zona E:
Se procedió a levantar en los cuadros D-2 a D-5 la formación estalagmítica de época ¿suboreal? que separa a los estratos G y H. Esta formación se extiende con potencia en E-2 a E-5 y D-2 a D-5 y se diluye en manchas de carbonatos y tierra encostrada en C-2 y C-5, siendo un claro punto de referencia en esta zona para la separación de los horizontes generales denominados Cocina IV y Cocina III.
En E-3 y E-4, fundamentalmente, dicha formación estaba constituida por una línea superior estalagmítica, y según zonas, por hasta tres capas de tierra muy cementadas por carbonatos. Su excavación hubo de hacerse con cincel, y dado que los materiales arqueológicos estaban fuertemente ligados a la matriz estratigráfica, haciéndose muy difícil su extracción, hubo de abandonarse el plan previsto de levantamiento sobre planos fotográficos, substituyéndolos por los planos manuales.
En C-3 se levantó la capa 4ª sobre plano fotográfico, que corresponde al estrato H.
Se ha comprobado que en los cuadros B-3 y B-4, en los que una vez levantadas las tierras estériles del estrato F, apareció el H. Lo más importante es el afloramiento de un hogar de piedras hincadas rubefactadas y quemadas con entorno carbonoso y abundante material, en el ángulo inferior derecho de B-4, cuya estructura debe continuar en B-5. Fue prospectado en B-4 para averiguar su potencia vertical, que se estima entre 15 y 20 cm. de profundidad. Aquí, en B-4, apareció un fragmento impreso cardial dentro de la parte superior del estrato H, que colmaba la zona superior de las piedras hincadas del hogar.
El material arqueológico del estrato H corresponde a Cocina III. Se caracteriza por el fragmento cardial antes mencionado, otro en relleno de pasta roja y cuentas de collar ovales en hueso o piedra verde. A ello se añaden en las industrias líticas trapecios, triángulos, microburiles, truncaduras, laminitas con borde abatido, raspadores sobre lasca y lasca laminar, que evidencian un ambiente epipaleolítico mucho más claro que los de los estratos superiores. Por otra parte, durante el transcurso de la campaña fueron tomándose muestras de sedimentos y fauna.
Trabajos en la zona U:
Se continuó el levantamiento de las tierras acumuladas artificialmente en esta zona hasta el nivel de grandes lajas de desplome que sellan en toda la cueva los estratos de ocupación prehistórica.

(La labor del Servicio de Investigación Prehistórica y su Museo en el pasado año 1977, pp. 20-21).
Back to top