Back to top

Coveta de l'Or. Beniarrés. 1977

18-08-197711-09-1977
Al final de la campaña anterior se puso de manifiesto la existencia de niveles fértiles por debajo del potente relleno pedregoso que se sobrepone a todas las cuadrículas del Sector K en excavación.
Los trabajos se realizaron simultáneamente sobre 9 cuadros: K-1 K-2, K-3, K-7, K-8, K-9, K-14, K-15 y K-16, poniéndose de manifiesto en todos ellos la existencia de un estrato de habitación que buza suavemente hacia la pared de la cueva. Los resultados de la presente campaña permiten hablar de un nivel de habitación con hogares, propio del final del Neolítico, constituido por tierra negruzca con abundante materia orgánica y pequeñas piedras que muestran una mayor acumulación en la parte de la pared de la cueva como consecuencia del buzamiento del estrato. Los materiales incluyen abundantes fragmentos de cerámica, generalmente sin decoración, punzones sobre hueso, una pequeña azuela pulida, hojas y fragmentos de hoja de sílex, piezas activas de molino, restos de fauna, etc.
Con el fin de poder unir y estudiar la sedimentación del Sector K en relación con los sectores excavados de 1955 a 1958, se abrieron dos nuevas cuadrículas en la zona límite del Sector K con la depresión central del yacimiento, en cuya parte opuesta se extienden las amplias zonas excavadas en las primeras campañas. Estas cuadrículas se denominaron K-34 y K-35. En los 130 cm. de profundidad alcanzados en K-34 se delimitaron cuatro potentes niveles de hogar. La estratigrafía se muestra sensiblemente horizontal y aporta datos de gran interés para la evolución del Neolítico valenciano posterior a las cerámicas cardiales. La industria lítica incluye puntas de flecha y algún retoque plano sobre hoja en las capas superiores, que dan paso a las hojas y hojitas con escasos retoques a medida que se profundiza. La cerámica es mayoritariamente sin decoración, con la presencia de algunos fragmentos peinados, incisos, etc.
También hay presencia de restos de un enterramiento en los niveles superiores de los cuadros K-1, K-2, K-7 y K-8 con el que podría relacionarse una cuenta de collar bitroncocónica perteneciente a los mismos niveles.

(La labor del Servicio de Investigación Prehistórica y su Museo en el pasado año 1977, pp. 22-23).
Back to top