Back to top

Pla de Nadal. Riba-roja de Túria. 1983

14-07-198310-08-1983
Durante los días 14 de julio a 10 de agosto se llevó a cabo la tercera campaña de excavaciones en el yacimiento visigodo del «Pla de Nada!», en término de Riba-roja.
El objetivo principal que se trataba de alcanzar en la presente cam-paña era el de delimitar el edificio por la zona sur, que es la única parte del yacimiento que todavía permanece intacta (...).
Durante la presente campaña se comprobó que el Muro 1, aparecido en la primera, se prolongaba hacia el sur y a 5'60 m. de la jamba meridional de la primera puerta presentaba una segunda de características similares, pero de menor luz. En la zona correspondiente al vano de esta puerta y en su área más próxima, aparecieron muchos sillares de los que debieron formar originariamente sus jambas (...).
En la excavación de toda la zona en torno a la puerta, fue frecuente la aparición de fragmentos de madera quemada y de hierros bastante oxidados que bien podrían ser clavos (...).
El muro 2, descubierto en la primera campaña, era oblongo hacia el sur, paralelo al muro 1, hasta enlazar con el muro D, que se prolongaba hacia el este. Este muro dio una altura de 1'52 m.
Respecto al suelo, no se ha encontrado indicio alguno de pavimentación. Elementos escultóricos y arquitectónicos.-A pesar de haberse excavado durante la presente campaña una área más extensa que en las anteriores, el número de elementos arquitectónico-decorativos aparecido ha sido mucho menor, lo que hizo pensar a los excavadores que se hallaban en una zona límite del edificio. En total fueron 13 las piezas encontradas (...).
El resto de las piezas se encontraron más fragmentadas y eran, al parecer, partes de frisos, de fustes, esquinas de capiteles, etc.
En cuanto a los materiales encontrados han sido más numerosos los hallazgos cerámicos, entre los que destaca una jarrita visigoda, de la que quedan el cuello, parte del cuerpo y la base (...).
En general la cerámica sale muy fragmentada y, en ocasiones, los pequeños fragmentos forman parte de la argamasa. También en esta campaña se recogieron muchos hierros, en su mayor parte clavos, bastante oxidados y, además, dos fragmentos que parecen pertenecer a una bisagra.

(La labor del Servicio de Investigación Prehistórica y su museo en el pasado año, 1983, pp.72-76).
Back to top