Back to top

Castellar de Meca. Ayora. 1983

08-198309-1983
Al igual que en la campaña anterior se continuó con la limpieza del camino ibérico excavado en la roca, iniciandose en las tareas de limpieza de parte de la muralla ibéricas, se procedió a vaciar y limpiar aljibe y se inició la excavación de una habitación empezada en la parte central del yacimiento. Esta excavación se produjo entre los meses de agosto y septiembre del año 1983.
En la investigación del camino se descubrió que en él, los materiales ya sean ibéricos, romanos y medievales aparecen mezclados hasta la parte baja de la zona excavada, donde se aprecia la existencia de una puerta medieval asentada sobre una superficie de piedras colocadas de manera irregular encima de la puerta medieval asentada sobre una superficie de piedras colocadas de manera irregular encima del camino, para salvar la pendiente de éste. A continuación de la puerta medieval se localizaron dos habitaciones, también medievales lo que es indicio de que ese tramo del camino ya no se utilizaba en época medieval.
En la investigación de la muralla se descubrió que estaba formada por tres hiladas de sillares de grandes dimensiones, se observó una discontinuidad, ya que apareció rota en algunos tramos. En el sondeo realizado a la cara externa de la muralla se pudo observar la presencia de un nivel de incendio correspondiente a la destrucción del poblado árabe, encontrándose en este nivel una botella.
Una vez finalizada la campaña se establecieron tres niveles. Un primer nivel (Nivel 1) que estaba directamente asentado sobre la roca y en el que se constató la existencia de un muro de 0,4 m aproximadamente de anchura y 0,5 m de alto, formado por sillares y piedras irregulares. El siguiente nivel (Nivel 2) quedó establecido por un pavimento hecho de piedras de pequeño y mediano tamaño y un conglomerado de color amarillento. En el último nivel (Nivel 3) los muros estaban formados por dos hiladas paralelas de sillares, posiblemente reultilizados, algunos de ellos dispuestos verticalmente.

(La labor del Servicio de Investigación Prehistórica y su museo en el pasado año, 1983, p.50).
Back to top