Back to top

Castillo de Sagunto. Sagunto. 1977

05-09-197727-09-1977Francisco Javier Fortea Pérez
En el curso de la campaña de excavaciones del año 1976 se descubrió un ángulo reforzado de la muralla ibérica (conocida por "La Torre"). Al este, en el sondeo D y E, había quedado al descubierto una parte de dicha muralla. El objeto de la campaña era precisar cómo se unían estos dos conjuntos de muros y precisar la fecha de construcción de la muralla. El conjunto de la excavación se dividió en cuadrículas de 1 m. de lado, del que su eje central era el borde sur de los sondeos D y E del año anterior. Las nuevas cuadrículas llevan las letras F a Q. La zona excavada se dividió en tres sectores:
Sector I.- Es el correspondiente a "La Torre" (sondeos B1, B2/N, B2/S y cuadrículas K y L).
Sector II.- Corresponde a las cuadrículas J y M.
Sector III.- Comprende las cuadrículas D, E, F, G, H, 1, N, O, P y Q
-Sector I.- El muro oeste ha podido ser descubierto hacia el norte unos ocho metros. Se ha proseguido el descubrimiento del muro este-oeste, de factura grosera. Se trata de una reconstrucción tardía apoyando por encima de ella un bancal. Este muro, cuyas piedras están colocadas a veces directamente sobre la tierra, se prosigue en las cuadrículas K y J.
-Sector II. - En la cuadrícula M asoma, al este, el muro este-oeste del Sector III, descubierto totalmente en las cuadrículas D y E. Este muro queda sepultado al norte, por cuyo lado y paralelo a él, un segundo muro (cuadrícula J) tiene la misma orientación este-oeste que el descrito en el Sector I.
Al oeste está formado por grandes bloques procedentes probablemente de la muralla ibérica, algunos de los cuales reposan directamente sobre la tierra, mientras que al este está constituido por piedras de pequeñas dimensiones. Entre estos dos muros y perpendicular a ellos, un muro corre de norte a sur, habiéndosele adosado tardíamente otro muro al oeste.
Nos hallamos en una zona extremadamente compleja, en la que el material está muy revuelto. Grandes bloques de piedra y tambores de columnas, yacen cerca de estos muros. La cerámica aparece muy mezclada: cerámica medieval pintada, terra sigillata de múltiples tipos, cerámica ibérica. Sólo el muro este-oeste de la cuadrícula M está bien datado: formaba parte de recinto. La hipótesis que se formuló en 1976, sobre la posible existencia de una puerta, parece que puede mantenerse, aunque habría sido obstruida en época tardía.
-Sector III.- El trabajo en este sector ha consistido, por una parte, en excavar hasta la roca firme el conjunto de la cuadrícula D. Por otro lado, se ha descubierto superficialmente el muro de las cuadrículas F, G, H-0, I-N y M.
El sondeo confirma la estratigrafía observada en 1976. Las dos primeras capas proporcionan material muy revuelto. Al sur del sondeo, un silo ha proporcionado, en medio de una gran cantidad de piedras, cerámicas romanas. La capa tercera es estéril. El material de la cuarta capa es muy rico: cerámica ática de figuras rojas y de barniz negro; un vaso, fragmentado, de pasta muy fina, decorado con bandas anaranjadas que podría ser de "tradición jónica" y cerámica ibérica de diversos tipos. El material de la capa quinta es idéntico, pero sin ofrecer cerámica de importación. En el muro este-oeste, un espacio largo de 70 cm. y de 1 m. de altura, ha sido obstruido por medio de pequeñas piedras, claramente distintas de las del resto que constituyen el muro. Al pie de dicho espacio ha sido construido un "escalón" con piedras de grandes dimensiones que descansan directamente sobre la roca. Se supone que pueda tratarse de una salida de aguas, lo que explicaría la gran cantidad de cerámica encontrada.
La parte de la muralla descubierta en esta cuadrícula es anterior a dicho material. La parte alta de la capa cuarta se encuentra al nivel de las piedras alineadas en la parte baja de esta salida. El recinto, pues, puede datarse de alrededor del año 400 a. C. Esta salida de aguas o albañal ha sido obstruida por un amasijo de piedras dispuestas delante del muro; entre estas piedras, un fragmento de cerámica campaniense permite proponer como fecha de la obstrucción el siglo II a. C.
El muro del recinto ha sido descubierto en las cuadrículas M, N-1, 0-H, G y F, de 26'30 metros descubiertos.
Concluyendo, disponemos de una parte del recinto ibérico de Sagunto que puede ser datado alrededor del 400 a. C. Las remociones lo afectan en el sector II y cuadrícula II. La presencia de bancales dificultan el poder clarificar ciertos puntos.

(La labor del Servicio de Investigación Prehistórica y su Museo en el pasado año 1977, pp. 27-29).
Back to top