Imágenes para la inmortalidad en la Dinastía Han

  • 15-07-2010 - 21-11-2010

La dinastía Han (206 a.C.-220 d.C.) constituye uno de los períodos históricos de China que mejor definen los supuestos básicos de su civilización. En él se asientan las bases del pensamiento político y ético, se definen sistemas de organización económica y cultural y se establecen contactos directos con pueblos lejanos a través de las rutas comerciales.

De su cultura artística solo conocemos los objetos encontrados en los conjuntos funerarios de diferentes zonas de China y el relato literario de la vida cultural en los entornos cortesanos.

En las más de 10.000 tumbas excavadas en la actualidad se han encontrado miles de objetos que permiten el reconocimiento de la vida material y espiritual de Han. La importancia del rito funerario como legitimación dinástica y familiar, de  manifestación de la piedad filial –uno de los pilares del pensamiento confuciano- permiten recrear  juntos el mundo real y el imaginario.

Los ejércitos que consolidaron el poder de la dinastía adquieren, en sus inicios, un protagonismo relevante en los ajuares funerarios. Lejos ya del sentido colosal de los guerreros de Xian, se muestran en una dimension menor, pero con un mayor detalle en la identificación de indumentarias y armamento. El asentamiento de la dinastía manifiesta un cambio sustancial en la representación de los ajuares funerarios, introduciéndose la vida cotidiana a través de multiples y sofisticados objetos que conviven con la narración mitológica y la representación del concepto de paraíso. Del ornato de las mortajas de jade y oro a la sencillez de la vida campesina, los ajuares funerarios permiten conocer e interpretar los distintos niveles de representación del mito y uso del rito.

Back to top