Back to top

La Cova sepulcral de Rocafort, la Cova de la Xarta y Rafòl d'Almúnia

Vitrina 48
Hablamos de Horizonte Campaniforme para destacar las novedades de los últimos dos siglos del III y del comienzo del II milenio a. C.. Coincidiendo con las cerámicas campaniformes se consolida un nuevo modelo de asentamiento: los poblados buscan zonas elevadas, como el de la Rambla Castellarda, de Llíria, que convivirá todavía con poblados de cabañas y silos en el llano, como el de l'Atarcó, de Bèlgida.
En cuanto al ritual funerario las cuevas se mantienen como lugar de enterramiento, pero el número de inhumados es cada vez menor, y también encontramos inhumaciones en el interior de algunos silos.
Los ajuares funerarios y domésticos tienen como elementos más representativos los puñales con lengüeta para su enmangue, las puntas de flecha o jabalina y los punzones, los tres de cobre, así como los botones de hueso y los brazaletes de arquero de piedra. La talla de sílex relampaguea ya por última vez con las hojas-cuchillo y las puntas de flecha.
Algunas colecciones del museo como la cueva sepulcral de Rocafort, el barranco de la Xarta y Rafól de l'Almúnia presentan estos rasgos.
Back to top