Back to top

La casa ibérica

Sala IV
La casa era el espacio donde se realizaban las actividades domésticas, artesanales o de carácter social que estaban en relación con la vida familiar.  Hay unas características arquitectónicas comunes a todas las casas, aunque variaban en forma y tamaño según los poblados o el rango social de los ocupantes. Así, los materiales constructivos son, fundamentalmente la tierra -en forma de adobes o ladrillos de barro y paja secados al aire- y la madera. La piedra se utilizaba en los zócalos o bases de los muros y en umbrales o escaleras. Los techos consistían en una capa de tierra sobre un entramado de vigas, rollizos y un lecho de romero o cañas. Este espacio también reproduce los equipamientos domésticos más comunes de las casas: el hogar, el horno doméstico, el área de molienda y de tejido y la zona de almacenaje.  Completa esta sala la vajilla de mesa y de despensa de Los Villares (Caudete de las Fuentes), colmenas de los poblados de la zona de Llíria y las aras de prensa de La Seña (Villar del Arzobispo).

Vitrinas

Back to top