Back to top

Comienza la Edad de los Metales

Vitrina 44
Los testimonios más antiguos de la metalurgia del cobre en la Península Ibérica corresponden a la primera mitd del III milenio a. C. El proceso de adquisición de esta nueva tecnología por las poblaciones peninsulares hay que referirlo al mundo mediterráneo, que en su extremo oriental conoce el trabajo del metal en una cronología anterior. En la península destacan dos focos iniciales: el de la Cultura de los Millares en el sudeste y el del curso bajo del Tajo en la fachada atlántica.
En la Ereta del Pedregal (Navarrés) la aparición de los primeros objetos metálicos corresponde al Eneolítico Pleno, en la segunda mitad del III milenio a. C. Se trata de punzones, puntas, hachas y algún fragmento de escoria. Los análisis muestran que en todos los casos se trata de cobre con mínimas cantidades de otros elementos como el arsénico, que corresponden a impurezas propias del mineral utilizado para la fundición y no a ningún tipo de aleación.
En esta vitrina se exponen también algunos de los elementos más característicos de este poblado eneolítico: los ídolos oculados, así como otros ídolos planos, huesos decorados, brazaletes y botones.
Back to top